Nunca te pasará con un DAM

Nunca te pasará con un DAM

En pleno 2019, la velocidad y cantidad de información tanto para transmitir como almacenar se vuelve cada vez más abrumante. Con las nuevas cámaras 6k por ejemplo, un archivo puede pesar fácil 10GB. Por lo que se hará cada vez más lento y engorroso todo lo relacionado a la gestión online de estos activos. Pero no tengas miedo, te traemos una solución: Los DAM. Si no sabes lo que es un DAM, puedes ver este artículo (insertar enlace). Mientras tanto, te contamos 6 cosas que nunca te pasarán con un DAM.

Nunca se va a perder el material:

Cuando usas un DAM, mantienes todas tus piezas ordenadas y centralizadas en una sola base administradora, lo que te permite mantener respaldados tus archivos más importantes en caso de que algo falle. Recordemos ese molesto mensaje que aparece cuando un disco duro parece que va a fallecer “Desea analizar y reparar Disco extraíble?” y uno con el alma en un hilo, reza para que no mueran los archivos. Por otra parte cuando trabajas en organizaciones que tienen muchos departamentos, por lo general son muchos archivos que se piden para uno y otro lado, dimensiones, que se pierde el logo, ¿Cómo se llamaba la foto que sacamos para el lanzamiento de ese nuevo producto el año pasado? En fin, muchos problemas por la organización y gestión de todos los archivos necesarios.

Nunca perderás un proyecto por problemas de gestión de archivos:

Cuando tienes un cliente en proceso de cotización, o agendamiento de reuniones, lo que más necesitas es la velocidad en la gestión de todo. Con un sistema de DAM, es muy fácil compartir el enlace del archivo desde donde estés, puesto que solo necesitas la cuenta, por lo tanto, en cualquier lugar donde haya internet, puedes hacer ingreso a tu cuenta y gestionar tus archivos.

Nunca pasarás horas bajando o compartiendo un archivo:

Efectivamente, uno de los momentos donde más se pierde tiempo (aparte de renderear un video), es cuando tienes que subir un archivo a una plataforma limitada que te permita compartir el archivo a quienes necesites. La gracia de los DAM, es que puedes subir los archivos y compartirlos con un enlace de forma rápida e ilimitada. Por lo que una vez que los hayas subido, tendrás ese ahorro de tiempo tan valioso que necesitas.

Nunca serás ineficiente con tu gestión de marketing

Una de las cosas que esperan de los encargados de marketing, es que sean eficientes con los presupuesto, por lo tanto, al utilizar un DAM, es muy tangible el beneficio: Recibir el material entregado por tu agencia, videos, fotos, reutilización de archivos, compartir de forma fácil, velocidad y orden en la gestión. El resultado? Una imagen profesional de la gestión del departamento, ahorros en tiempo de gestión para dedicarse más al marketing y ahorro en dinero por tener que perder material reutilizable.

Nunca tendrás dificultades para ordenar tus archivos:

En temas de orden, probablemente los DAM llevan bastante la delantera. Los sistemas de gestión de archivos permiten centralizar toda la información a través de tags o etiquetas para designar categorías o atributos, por lo que nunca tendrás que crear cientos de carpetas para lograr ese “orden” que uno siempre termina olvidando y que cause el “¿en qué carpeta dejé el archivo?”.

No más plataformas externas para enviar archivos:

Ya hablamos de la centralización para organizar y almacenar archivos, pero ¿qué hay sobre compartirlos? ¿Imaginas una plataforma unificada donde pudieras enviar todos los archivos sólo con un par de clics? Bueno, con los DAM sólo necesitas buscar tu archivo y dar compartir en la misma plataforma. No más envíos por Whatsapp, Correo Eletcrónico, Facebook u otras plataformas para envío de archivos pesados. 

No Comments

Post A Comment